jueves, 8 de enero de 2015

Mester de clerecía: diferencias con el mester de juglaría.

Al hablar del “mester de clerecía” nos referimos al conjunto de obras poéticas con una forma estrófica fija, la cuaderna vía, realizadas durante el siglo XIII por clérigos. Hay que tener en cuenta que en la Edad Media el vocablo ‘clérigo’ no aludía únicamente al hombre que ha recibido anteriormente las órdenes sagradas, sino que este término hacía alusión a todo hombre letrado en oposición al hombre indocto, y especialmente al que no sabía latín, pues el autor del mester de clerecía, a diferencia de los juglares, escribía siguiendo las fuentes eruditas de la tradición culta, es decir, obras compuestas generalmente en latín.      

Una de las principales diferencias que se aprecian con el mester de juglaría es el empleo de una forma estrófica fija, la denominada cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo. Esta estructura métrica consiste en la redacción de estrofas de cuatro versos alejandrinos (de catorce sílabas) con una única rima consonante. Así pues, frente a la vacilación métrica juglaresca, las obras del mester de clerecía presentan una monotonía regular que el propio clérigo proclama como “gran maestría”: